Mejora tu circulación con estos ejercicios

Equilibrio Físico

La mala circulación es un problema común, y se debe principalmente al sedentarismo y a los malos hábitos, pero lo puedes contrarrestar con ejercicios simples.

Si notas que las venas de tus piernas cambian de color: verdosas o azules, y de tamaño, es probable que tengas un problema de mala circulación sanguínea, y que eso que ves en tus piernas sean las odiadas varices, pero no es la única señal de una mala circulación, algunas otras son:

- La aparición de manchas rojas

- Comezón en las piernas

- Tener piel escamosa

- Hinchazón en pies y tobillos

- Aparición de calambres

- Color pálido y azul en algunas zonas de la piel

- La sensación de hormigueo

- Agrietamiento en talones

- Cambio constante de temperatura

- Entre otras.

 

Estos síntomas pueden aumentar al final del día si pasas demasiado tiempo de pie. Existen muchos tratamientos para disminuir estos síntomas, pero nada como el ejercicio para combatirlos, por eso toma nota y elige el tipo de ejercicio más conveniente para ti.

El ejercicio básico para esta situación es caminar. Es el más simple de todos y puedes realizarlo en cualquier momento con solo unos pequeños cambios en tus hábitos diarios, por ejemplo, evitar usar tu auto para traslados cortos o determinar que todos los días, después del trabajo, darás un paseo; esto te ayudará mucho a mejorar tu circulación. También, evita los elevadores, subir escalares es un excelente ejercicio para contrarrestar las varices y tener una buena condición física.

Otros ejercicios similares son trotar o andar en bici. Son, igual que caminar, actividades que no necesariamente debas ver como ejercicios, sino como un buen hábito que te ofrecerá a la larga grandes beneficios, como una mejor oxigenación en el cuerpo y dilatación de los vasos sanguíneos, para un mejor funcionamiento.

El yoga, además de relajarte, darte mayor flexibilidad, también ayuda a comprimir y descomprimir las venas, generando así una mejor circulación. Además, te ayuda a mejorar tu frecuencia cardiaca y a reducir la presión arterial.

Otra excelente actividad para mejorar la circulación, es la natación. Este ejercicio es muy completo y ayuda no solo a la buena circulación en las piernas, sino también en brazos y torso. Su práctica evita la sensación del hormigueo. Además, no es necesario asistir diariamente a una alberca, basta con simular los movimientos que se realizan en el agua para poder obtener los beneficios de este deporte.

Otro ejercicio básico son las elevaciones o giros de piernas. Coloca tus piernas sobre la pared y resiste ahí por 30 segundos y descansa 10, o bien suspende en el aire tus piernas y gira de un lado a otro al mismo tiempo durante 20 segundos, esto, además de mejorar tu circulación, también te ayudará a trabajar la parte baja del abdomen.

Como conclusión, la forma más fácil de combatir la aparición de varices y la mala circulación, es la actividad física, pero debe complementarse con una adecuada dieta, buena hidratación y cambios de hábitos como dejar el cigarro, entre otros aspectos. Consulta tu médico en caso de tener dudas y para obtener el mejor tratamiento, en caso de requerirlo.

Recuerda que en fresko.com.mx tenemos la mejor variedad de alimentos naturales para una dieta saludable. Compra en línea y gana tiempo para cuidar de tu salud física.



Suscríbete y recibe información

  • ¡Gracias por registrarte!

    ¡Hubo un error! inténtalo nuevamente