Ejercicios cardiovasculares para mujeres

Equilibrio Físico

Caminar, nadar y hacer yoga son algunos ejercicios cardiovasculares que puedes practicar si estás o no embarazada, recuerda siempre consultar a tu médico.

 

Ejercicios de ‘cardio’ para mujeres

 

Mujeres u hombres podemos practicar cualquier deporte, sin embargo, debemos reconocer que las mujeres siempre ejecutan un doble esfuerzo al practicarlos, sobre todo cuando están esperando bebé o ya son mamás. Este es un texto para reconocer y conmemorar su doble esfuerzo por ser mamás de tiempo completo y por hacer ejercicio antes, durante y después de dar a luz.  

 

Natación

Es el ejercicio más completo, es decir, todos tus músculos se activan y es el más recomendado para antes, durante y después del embarazo. Te sugerimos practicar una hora diaria, sin embargo, es importante que preguntes a tu doctor si este tiempo te es posible, de acuerdo con el mes de gestación y tu estado de salud. Caminar en el agua permite ejercer movimiento sin poner presión en las articulaciones y flotar ofrece un alivio a tu peso corporal a medida que tu embarazo avanza.

 

Ciclismo

Hacer ciclismo elevará tu ritmo cardiaco y minimizará el estrés de tus articulaciones y la pelvis; si practicas en una bicicleta estacionaria, el riesgo de caerte es muy bajo o nulo, ya que apoyarás todo tu peso en ella. Este ejercicio cardiovascular es muy seguro para la mayoría de las mujeres durante el embarazo. Elige un manubrio alto si tu mes de gestación rebasa los 6 meses.

 

Yoga

Mantén tus articulaciones y flexibilidad ágiles con yoga, si estás estresada o preocupada, esta disciplina también te ayudará a relajarte. Algunos otros beneficios de esta disciplina son: estimular tu circulación sanguínea, mejorar la relajación, mantener una presión arterial sana, técnicas ideales para ayudar a las futuras mamás a permanecer en un estado de calma durante el parto.

 

Aeróbic de bajo impacto

Estos ejercicios, estés o no embarazada, te ayudarán a fortalecer tu corazón y pulmones; mantener tu tono muscular y equilibrio y a limitar el estrés de las articulaciones. Opta por los más suaves y amables si estás en medio de tu embarazo, por ejemplo, el zumba contiene en su rutina, solo la generación de movimientos repetidos, no tienes que cargar, saltar y mucho menos subir un step. Pregunta a tu médico.

 

Caminar

Si no tienes cerca una alberca para hacer natación, este es el ejercicio número dos más completo para ejecutar desde el día uno hasta el último, antes de dar a luz. Sin embargo, también es el ideal si ya eres mamá y estás recuperándote del trabajo de parto. Una caminata por el parque o en las cuadras cerca de casa es lo ideal. No dañarás tus tobillos y rodillas, y tu pareja o cualquier integrante de tu familia, pueden unirse en este breve paseo que, te sugerimos, dure 20 minutos y máximo media hora. 

 

No olvides que, para cualquier actividad que elijas, es necesario que uses ropa cómoda, tenis o un buen traje de baño (si vas a hacer natación). No olvides tomar tu tiempo y no excederte, recuerda siempre consultar a tu médico. ¡Aquí puedes encontrar todo lo que te haga falta para tu rutina de ejercicios! Complementa tus ejercicios con una dieta sana y balanceada. Encuentra en fresko.com.mx todo lo que necesitas para mantener un estilo de vida saludable. Ordena en línea y recibe directo a domicilio.



Suscríbete y recibe información

  • Campo requerido
  • Campo requerido
  • Escriba un correo válido
  • . .
  • Campo requerido
  • ¡Gracias por registrarte!

    ¡Hubo un error! inténtalo nuevamente