Aprende a dividir tus entrenamientos de la semana

Equilibrio Físico

En esta ocasión, te preparamos este artículo sobre cómo dividir tus entrenamientos por días, ¿es necesario? ¿por qué? Despejamos todas tus dudas, toma nota.

Si ya decidiste comenzar con una vida más sana y llena de movimiento, será necesario que crees autodisciplina, ¿qué significa esto? La capacidad voluntaria para realizar cualquier actividad de manera constante, en este caso: ejercicio. Lo siguiente que debes saber es que sí es necesario crear un planning de entrenamiento, con el fin de motivarte y ver resultados en poco tiempo, de acuerdo con tus propias exigencias.

 

Lleves o no tiempo con un entrenamiento es necesario renovarlo, y si eres nuevo, crear uno nuevo con fecha de caducidad, con el fin de trabajar todas las partes de tu cuerpo. Existen diferentes métodos para crear un planning semanal personalizado, te presentamos los más sencillos para que te resulte, de inicio, un poco más sencillo ejecutarlo.

 

 

Planning de acuerdo con tus intereses

 

1.- Rutina híbrida: Si estás comenzando a ejercitarte con un entrenamiento combinado, lo ideal es que el trabajo de fuerza sean sesiones fullbody. Es decir, ejercitar en una misma sesión los distintos grupos musculares del cuerpo. Pero si ya tienes un buen estado de forma puedes optar por una rutina híbrida. Es decir, un día para la rutina de pierna, otro para la de torso y dos días de entrenamiento de fuerza full body.

 

2.- Rutina combinada: ¿Disfrutas del deporte y no quieres centrarte en un entrenamiento solo de fuerza?  ¿Buscas alcanzar distintos objetivos fitness no limitados únicamente en la musculación? El entrenamiento combinado es el más adecuado para ti.Algunas personas disfrutan combinando ejercicios de fuerza con running, natación o ciclismo. Otros solo buscan una puesta en forma completa que combine fuerza y cardio de forma eficiente y divertida.

 

3.- Rutina de fuerza:Trabajarás grupos musculares concretos, incluyendo esos músculos más pequeños que a menudo se dejan de lado por falta de tiempo. En ese caso es suficiente con un entrenamiento de fuerza tres o cuatro días por semana. Deja los demás para el descanso activo.

4.- Rutina de doble sesión: Para un entrenamiento de fuerza puedes dividir este en rutina de pierna (esta rutina es larga, de ahí que para trabajar completamente todas tus piernas, utilices tus horas de entrenamiento solo para esta), rutina de pecho y espalda y rutina de hombros y brazos. Es decir, siempre vas a trabajar dos músculos diferentes en cada rutina diaria, otro ejemplo: glúteo y abdomen.

 

¿Para qué sirve dividir ejercicios de acuerdo a grupo musculares?

 

 

Si bien no es necesario, de inicio, dividir tus ejercicios en grupos musculares, sí lo será cuando avances en tu entrenamiento. Es decir, tu cuerpo te irá indicando qué es lo que quiere y lo que necesita, si ya formaste constancia en la ejecución de cualquier rutina, crearás una comunicación súper interna con tu cuerpo. Quizá hoy te diga que quiere descansar, mañana que solo quiere correr o levantar pesas.

 

Sin embargo, si no logras comunicarte de manera armónica con tu cuerpo, tendrás que crear estos plannings para disciplinarlo y que sepa que necesitas, quieres y te sientes motivado por ver tu abdomen marcado, o los brazos moldeados, verte más delgado(a), etc.

 

Ahora bien, cuando escribas tu planning semanal, te sugerimos llevarlo a cabo por un mes máximo y luego cambiarlo; después de cierto tiempo, tu cuerpo se estanca con la misma rutina, deberás crear una nueva para trabajar el resto de tus músculos, no lo acostumbres a la comodidad porque entonces tú también caes en una zona de confort. Es importante que trabajes, de acuerdo con tus intereses, todas las partes del mismo para que exista armonía y veas reflejado tu trabajo, constancia y disciplina.

 

Sin embargo, si solo optas por trabajar una zona específica, es válido. Te recordamos que con un poco de determinación, la necesidad de movernos siempre desemboca en la consecución de ejercicios, lo importante es moverte.

 

Te dejamos un ejemplo de Rutina de doble sesión

 

·          Un grupo muscular se entrena el día 1 y el 4. Por ejemplo, rutina de piernas lunes y jueves.

·          Otro grupo muscular se entrena el día 2 y el 5. Por ejemplo, rutina de pecho y espalda: martes y viernes.

·          El tercer grupo muscular se trabaja los días 3 y 6. Por ejemplo, rutina de glúteos y abdomen: miércoles y sábado.

·          Y el día 7 descansas o lo dedicas a una actividad cardio o de deporte en grupo.

 

Ahora ya lo sabes, es importante que hables con tu cuerpo y tu mente, así crearás una comunicación efectiva y sabrás, poco a poco, el planning que tú y tu cuerpo necesitan. Encuentra todo lo necesario en fresko.com.mx y ¡visita nuestra tienda!



Suscríbete y recibe información

  • ¡Gracias por registrarte!

    ¡Hubo un error! inténtalo nuevamente