Piel hidratada en invierno

Bienestar

La piel seca es una afección cutánea muy común y bastante molesta para quien la padece, si no la hidratas, puedes pescar una dermatitis. Te compartimos algunos remedios, ¡toma nota!

Piel hidratada en invierno 

La piel seca suele ser inofensiva, pero cuando la descuidamos, provoca problemas como dermatitis o infecciones, en la mayoría de los casos, esto se debe a factores como el clima frío o caliente, la baja humedad en el aire y el agua caliente. Los signos y síntomas también se deben mucho a la edad, estado de salud, lugar de residencia, tiempo que pasas al aire libre, etc.

El invierno se acerca y es muy común que nuestra piel se reseque más, porque los vasos capilares se contraen y no llega oxígeno ni nutrientes suficientes a la dermis, la epidermis no se renueva tan rápido y se acumulan células muertas, el resultado es un piel apagada, tirante y más sensible. Por eso, es importante que la mantengas hidratada, te damos algunos tips para que esto no suceda, ¡toma nota!

REMEDIOS CASEROS Y COMERCIALES

 

Vitaminas

Si quieres trabajar el problema desde la raíz, deberás visitar a un dermatólogo o doctor de cabecera y pedir que te recete vitaminas, las adecuadas para la piel seca son la A, B, C y E.

Cremas

Opta por utilizar las aprobadas por dermatólogos. Existen muchas cremas en el mercado, escoge las que contengan ph5, también conocida como vitamina B5, el dexpantenol, derivado del ácido pantoténico, es un humectante eficaz, ayuda a mejorar la hidratación de las capas más externas de la piel, reduciendo la pérdida de agua.

Aceites

De entre los comerciales, escoge los que contengan manteca de cacao, colágeno, elastina y vitamina E y B5. Para los naturales opta por el de coco, argán o almendras dulces.

Mascarillas

La de avena

Prepara una mezcla de miel, leche y avena, cuando logres una masa uniforme, unta en las zonas de tu piel donde sea más prominente la resequedad, deja que actúe por 20 minutos y luego báñate para retirar, recuerda no utilizar el agua muy caliente.

La de aguacate

Tritura la pulpa de un aguacate y mézclalo con 2 o 3 cucharadas de aceite de oliva, medio plátano y una clara de huevo, hasta obtener una masa homogénea. Aplica en las zonas de piel seca, que actúe durante 20 minutos y luego enjuaga o báñate.

La de azúcar

Mezcla una taza de azúcar, una cucharada de aceite de oliva virgen, la masa obtenida deberá tener una consistencia pastosa, si crees que está muy seca o rugosa, añade otro poco de aceite y listo, coloca en las zonas afectadas y enjuaga con agua tibia, luego de 15 minutos.

 

CAUSAS

Clima: La piel tiende a resecarse más en invierno, cuando las temperaturas y los niveles de humedad descienden.

Calor: La calefacción, las estufas de leña, los calefactores y las chimeneas reducen la humedad y secan la piel.

Baños o duchas calientes: Tomar duchas largas con agua caliente, seca la piel, así como nadar en piscinas con mucho cloro.

Jabones o detergentes abrasivos: Cuida que los que utilizas no eliminen la humedad porque están formulados para eliminar también la grasa, ésta contribuye a la hidratación.

Otras afecciones en la piel: Las personas con afecciones cutáneas como dermatitis o psoriasis, son propensas a tener piel seca. También las personas con diabetes, te sugerimos consultar a tu médico.

 Así mismo, evita lavar excesivamente tus manos; beber suficiente agua durante el día; usar en invierno guantes y prendas que aporten calor a tu cuerpo, añadir a tu dieta: pescado, frutos secos, aguacate, yema de huevo y aceites vegetales.

Estamos seguros que notarás rápidamente una piel más hidratada y llena de color, ¡compártenos tus propios tips y remedios! Encuentra en fresko.com.mx todo lo que necesitas para mantener un estilo de vida saludable. Ordena en línea y recibe directo a domicilio.



Suscríbete y recibe información

  • ¡Gracias por registrarte!

    ¡Hubo un error! inténtalo nuevamente