Actívate en la oficina

Bienestar

Trabajar todo el día te puede generar estrés, cansancio o podría afectar tu salud a largo plazo.

Si tú vives en esta situación y piensas que no tienes tiempo para comenzar a hacer ejercicio, te damos varias recomendaciones para que pongas manos a la obra en lugares pequeños o, incluso, si estás sentado.

El primer consejo en estos casos es básico: puedes subir y bajar escaleras. Este ejercicio activa el metabolismo. Cuando llegues o te vayas de tu oficina, evita usar el ascensor y sube cada escalón con ahínco.

Por otra parte, si estás sentado y te sientes abrumado por las labores, puedes liberar tensión con ejercicios sencillos como levantar los dedos de los pies, manteniendo los tobillos en el suelo. Si buscas algo más activo también puedes hacer carrera en tu lugar; esto significa mover los pies bajo el escritorio (uno frente al otro), como si trotaras. Puedes repetir estos dos ejercicios en series de 30 segundos, varias veces al día.

Si lo que quieres es hacer ejercicio en la parte superior, te recomendamos la contracción de glúteos; tensa los músculos durante 10 segundos cada vez que tengas la oportunidad. También intenta los giros de espalda, es decir, gira el brazo derecho detrás de la cadera y mantén la postura unos segundos, después repite del lado contrario.

Por último, si lo que tienes es dolor de cuello, haz rotaciones de tu cabeza; baja la barbilla y gira tu cuello a la derecha durante 30 segundos, después cambia de dirección.

Una vida sana también comienza con la alimentación; en Fresko puedes encontrar ingredientes naturales y de la mejor calidad para ti y tu familia.  



Suscríbete y recibe información

  • ¡Gracias por registrarte!

    ¡Hubo un error! inténtalo nuevamente