¿Por qué mi dieta no está funcionando?

Alimentación Saludable

¿Te suena familiar la frase: “Estoy haciendo dieta y no estoy perdiendo peso”? La solución puede ser sencilla y está en aspectos que debes modificar para notar el cambio.

En este texto te diremos los factores que podrían estancar tu peso durante una dieta y cómo solucionarlos de forma práctica.

No estás consumiendo suficientes calorías. Muchos piensan que las calorías son malas, pero la realidad es otra. Si no obtiene las vitaminas, proteínas y fibra adecuadas, tu plan no funcionará. Según diversos estudios, la restricción conduce a una tasa metabólica más lenta, lo que significa que, sin suficientes calorías, tu cuerpo entra en modo de supervivencia, ralentizando el metabolismo para conservar energía y prevenir la pérdida de peso.

Te estás saltando las comidas y no estás bebiendo suficiente agua. Al igual que el punto anterior, no es bueno saltarse el desayuno, comida o cena porque el cuerpo requiere nutrientes de manera constante para no acudir a sus “reservas”. Además, el agua natural es buena para el funcionamiento del cuerpo y ayuda a sentirnos satisfechos. Lo mejor es que puedes preparar diversas opciones con frutas, dependiendo tu gusto.

No eres consiente cuando comes. ¿Te ha pasado que comes por ansiedad y no disfrutas tu comida? Según diversos nutriólogos esto también afecta una dieta y a la alimentación. Lo recomendado es tomarnos el tiempo para que el cuerpo disfrute los alimentos, lo cual significa ser consciente de todo lo que se pone en la boca, cómo sabe, huele, siente y cómo satisface. El cuerpo es muy inteligente y sabrá cuando está satisfecho de verdad.

No estás haciendo ejercicio. Muchas dietas se promueven diciendo que no es necesaria la actividad física para bajar de peso y aunque una correcta alimentación reduce tallas, es necesario complementar con ejercicio para acelerar tu metabolismo. Además, obtienes energía que te motiva en tu día y elimina el punto de comer por ansiedad.

Considera factores externos. Antes de comenzar una dieta se deben tomar en cuenta muchos aspectos como nuestra genética, ya que hay gente más rolliza o delgada por su familia. También el estilo de vida puede ser determinante; el estrés, dormir bien e incluso la edad hacen que las metas de pérdida de peso deban adaptarse de diferente manera.

Considera estas recomendaciones para tener una alimentación sana y recuerda que no existen dietas milagrosas; cada uno de estos métodos debe ser personalizado para garantizar resultados y además dependerá del esfuerzo y dedicación que tú aportes.

De igual manera, no olvides visitarfresko.com.mx para encontrar una gran variedad de productos saludables. Comienza cada día con las soluciones a tu medida que hay en nuestras tiendas y sitio web. ¡Naturalmente lo mejor!



Suscríbete y recibe información

  • ¡Gracias por registrarte!

    ¡Hubo un error! inténtalo nuevamente